Impresora 3D que fabrica orejas y huesos

Las impresoras 3D están cogiendo fuerza actualmente , van mejorando y expandiendo sus usos , uno de los cuales y en los que más se está centralizando ahora es en la medicina regenerativa.

Un grupo de científicos en EE.UU han conseguido implantar con éxito huesos , cartílagos y músculos imprimidos en las impresoras 3D en animales.

En un 90% de los casos las partes impresas regeneraron el tejio creando su propio sistema vascular.

El Wake Forest Baptist Medical Center  ha sido el responsable de esta investigación , siendo esto un gran avance en la medicina , y pudiendo ser implantada en humanos en un futuro cada vez maás cercano , haciendo más fácil y eficiente el transplante de partes artificiales , las cuales también son de mejor calidad.

“Esta nueva impresora de tejidos y órganos es un importante avance en nuestro objetivo de crear tejido de reemplazo para los pacientes, dice en una nota el doctor Atala, que ya hace unos años consiguió crear cartílago con una impresora de inyección de tinta. Ahora han perfeccionado el sistema. “Puede fabricar tejidos a escala humana de cualquier forma y estables. Con su desarrollo, esta tecnología podría usarse para imprimir estructuras de tejidos y órganos para su implantación quirúrgica”, añade.

En la investigación , los expertos encargados imprimieron partes cartilaginosas , musculares y óseas , escaneando la zona dañada del sujeto , estas partes son imprimidas con células en vez de tinta ordinaria , lo cual a la hora de implantarse en el animal , las impresiones maduraron convirtiendose en tejido funcional , junto a sus vasos sanguíneos.

1455549450_487184_1455551756_sumario_normal_recorte1 Porción de una mandíbula y oreja impresas con el sistema ITOP Wake Forest Institute for Regenerative Medicine

La impresora usa polímeros para recrear  la estructura básica del tejido a imprimir. Por el otro, sobre esa estructura inyecta un hidrogel enriquecido con las células de interés.

Los investigadores usaron también células madre procedentes de líquido amniótico humano como base para imprimir una mandíbula o una porción del cráneo.

El principal problema es además de la dificultad de conseguir los recursos y su complejidad , es la supervivencia de las celulas y su capacidad de implantarse en el sujeto para regenerarse. Según los resultados obtenidos estas células consiguieron sobrevivir y proliferarse.

Cada una de las impresiones fue implantada en diferentes modelos animales, ratas y ratones. Una de las claves para esta regeneración parece haber sido la inclusión de microcanales dentro la estructura impresa que, como si fuera un sistema vascular propio, permitieron la circulación del oxígeno y los nutrientes.

Así se espera que dentro de unos años este sistema avance y mejore hasta el punto de poderse usar en el ser humano , lo cual se convertiría uno de los mayores avances de la medicina.

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s